Archicofradía - Celebraciones

Desde la Archicofradía os deseamos una muy feliz Navidad y un próspero año 2011

 

Actividades religiosas y sociales

Por designio de los fundadores y sus sucesores, a través de los siglos, el primordial y fundamental objeto de la Archicofradía es el Culto al Santísimo Sacramento del Altar.

El segundo, dar enterramiento cristiano y sufragios a sus Mayordomos y personas a quien corresponda, según sus Ordenanzas y Reglamentos.

Y tercero, y no menos importante, honrar a su excelsa Patrona y Reina, la Santísima Virgen María, y cuyo dogma de su Inmaculada Concepción, fue defendido con especial atención, y celebrado por esta Archicofradía tras su definición definitiva el 8 de diciembre de 1854.

Es por todo ello, que esta Archicofradía celebra con especial solemnidad en el templo de Santa María la Real de la Almudena, las festividades siguientes:

  • Corpus Christi, en cumplimiento del principal objeto, proporcionando un ropaje especial para la Eucaristía y rico palio portado por los Mayordomos para protección del Santísimo Sacramento en la Procesión del mismo.
  • Purísima Concepción, para atender al tercer objeto, aportando un ropaje especial para la celebración de la Eucaristía de cada año y también, hasta su prohibición en 1894, para vestir la imagen de la Virgen de la Almudena de la Parroquia de Santa María.
  • Funeral de Honras Generales, en sufragio de los Mayordomos difuntos, bienhechores de esta Archicofradía, “pobres” fallecidos en el Hospital Provincial, e inhumados en el Cementerio de la Sacramental, a celebrar cada 15 de noviembre, el día del. Glorioso San Eugenio, Arzobispo de Toledo, a cuyo Arzobispado pertenecía la Sacramental, hasta la creación de la diócesis de Madrid-Alcalá en 1885, para satisfacer plenamente el segundo objeto.
  • Y la Liturgia de Semana Santa, especialmente el Domingo de Ramos, con aportación de ropaje especial para las liturgias, palmas grandes portadas por los Mayordomos para la Procesión del Domingo, y el Palio en la ida del Santísimo Sacramento hasta el monumento el Jueves Santo, adornado con cirios donados por la Sacramental.

Además en la Capilla del Cementerio de esta Sacramental, se atiende como es propio, a las Liturgias de los días de Todos los Santos y Fieles Difuntos. Con independencia de otras Misas y sufragios, que en ocasiones especiales pudieran atenderse, y de los responsos de cuerpo presente que se dan en el momento de los enterramientos en el Camposanto.

Igualmente, entre las actividades de la Archicofradía está el realizar donativos y obras de caridad, así como “el entierro del pobre”. Este consiste en que la Archicofradía del Hospital tenía de antiguo una piadosa y generosa costumbre, establecida por el Venerable Bernardino de Obregón. En el terreno de su propiedad, comprado al. Hospital General, situado detrás de su Iglesia y destinado a enterramiento de sus Cofrades, se enterraba gratuitamente todos los años a un pobre fallecido en el Hospital. Antiguamente se verificaba el 15 de noviembre, pero posteriormente se trasladó al día de San Silvestre, y por último al día de Todos los Santos, coincidiendo con la Liturgia de ese día. Unidas ya la dos Sacramentales y erigido el. Cementerio de Santa María, se ha seguido esa tradición hasta nuestros días.

También es tradicional, manteniendo una antigua costumbre, el que la Archicofradía celebre en Corporación, peregrinaciones a lugares sagrados, santuarios, etc., en las ocasiones oportunas en que lo recomienda la Iglesia, como por ejemplo, Años Santos Jacobeos, Años Santos Marianos, Visitas de Su Santidad el Papa, etc.

Celebrar estas solemnidades cristianas, es una piadosa costumbre de la Sacramental, que además de edificante para las almas, contribuye al fortalecimiento de la fraternidad entre los individuos que la integran.

No hay que olvidar que, en muchos casos, la pertenencia a la Archicofradía es una tradición que ha ido pasando de padres a hijos, a lo largo de varias generaciones, de ahí el interés añadido de todos los Mayordomos, por defender como algo propio los intereses y la pervivencia de esta Sacramental de Santa María que, como se puede comprobar, tanto arraigo o incidencia ha tenido y debe seguir teniendo en la vida cultural y religiosa de nuestra ciudad, desde hace más de cinco siglos.

Este año Santo Jacobeo de 2010 la Archicofradía ha peregrinado a Santiago de Compostela efectuando la Advocación al Apóstol Santiago pidiéndole la concesión de la Beatificación y Canonización del Venerable Bernardino de Obregón durante los días 19 al 21 de Marzo.

Se recuerda a todos los seguidores de la causa de beatificación de Bernardino de Obregón su asistencia a la misa que se celebrará a las 13:00 horas del 8 de diciembre de 2010 en la cripta de la Catedral de Nuestra Señora de la Almudena, cumpliendo con lo establecido en los Estatutos de esta Archicofradía.

Este año actuará el reconocido coro "Schola Gregoriana de Madrid"