Cementerio - Patio Bernardino de Obregón

Patio Bernardino de Obregón

Haga click para agrandar Con la capacidad del Cementerio “antiguo” casi al límite, debido al carácter de perpetuidad que presenta todo enterramiento en el camposanto de esta Sacramental, se iniciaron en 2006 las obras de ampliación del mismo, en un terreno que la Sacramental poseía a espaldas de la Capilla del mismo.

A este nuevo Patio, y estando recientes los actos del IV Centenario del Venerable Bernardino de Obregón, que incluyeron su construcción como un acto más del mismo, y siendo actualmente uno de los afanes de la Sacramental obtener la Beatificación del Venerable, la Junta General no pudo bautizarle con mejor nombre que el de Bernardino de Obregón, en homenaje a su figura y obra, y perpetuo recuerdo al fundador de una de las Archicofradías componentes de la actual.

Tras unos meses de trabajo se terminaron todas las nicherías que rodean los cuatro lados del solar, todos los columbarios, y las sepulturas del tercio superior del Patio, así como la nichería central de separación entre esa parte superior y el resto del Patio. Una vez colocadas las tapas de todos los nichos y columbarios, adecentados los accesos y paseos entre sepulturas y plantados varios cipreses y otras plantas ornamentales en la sección acabada, se procedió a la apertura parcial del Patio, sólo en su sección superior, o primera como se denomina actualmente, coincidiendo con el aniversario de la Muerte del Venerable, el 6 de agosto de 2008. Para dicho acto se solicitó la presencia del Capellán del Cementerio, y Párroco de la Iglesia de San Miguel Arcángel de Carabanchel, don José Andrés Silva, para que oficiara una Misa en recuerdo del Venerable, en la Capilla del Cementerio donde reposan sus restos, con una nutrida asistencia de Mayordomos del Santísimo, con su Presidente a la cabeza, y otras personas como la Postuladora de la causa de Beatificación, doña María Ángeles de Santiago. Una vez acabada la ceremonia religiosa, se trasladaron a la entrada del Patio donde el citado Sacerdote tuvo a bien bendecirlo, y cortando el Presidente la correspondiente cinta de inauguración se procedió a girar una visita al mismo por parte de todos los presentes, con lo que concluyó el acto. Verificándose el primer enterramiento en dicho patio el día 30 de septiembre del citado año en un nicho de fila 3ª.

Al Patio se accede por un estrecho pasillo de separación entre las sepulturas de la sección 1ª y 3ª del Patio de la Concepción. La entrada se realiza por una abertura en forma de arco, franqueando una verja metálica que ocupa todo el espacio abierto en el muro. El terreno presenta una forma alargada, con una ligera pendiente, y está dividido en tres secciones, la 1ª ocupa la parte derecha y es la que está más elevada, la segunda es la central, y por donde se accede al Patio, y la tercera es la parte izquierda, y la más baja. Actualmente se encuentra en proceso de terminación de las sepulturas, nichería de separación y acondicionamiento de las secciones central e inferior, con lo que se dará por terminado el Patio.